martes, 20 de septiembre de 2011

Y no hay más que añadir...

"Sin que haya mediado mérito alguno por nuestra parte, os decía: porque en la base de la vocación están el conocimiento de nuestra miseria, la conciencia de que las luces que iluminan el alma -la fe-, el amor con el que amamos -la caridad- y el deseo por el que nos sostenemos -la esperanza-, son dones gratuitos de Dios."

9 comentarios:

  1. Pues eso, sin nada más que añadir...


    ... sólo que es genial que sean dones, regalos de Dios y gratuitos ¡¡ (la mentalidad catalana me traiciona ;O)

    (y ya no soy anónima¡¡)

    ResponderEliminar
  2. Preciosas palabras. El Papa ha hablado mucho de vocación durante esta JMJ. Todos, incluso los que ya tenemos nuestra vida hecha, matrimonios, etc, debemos estar atentos a ello. Dios llama constantemente...

    ResponderEliminar
  3. La palabra vocación me da un poco de repelús... Supongo que son las cicatrices de la vida. Pero las definiciones de Fe, Caridad y Esperanza me han encantado. Y además son regaladas!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. El mismo repelús me da a mí, puedes creerme. Pero no he podido resistirme, las definiciones son preciosas. Y además, el autor no es precisamente el Papa.

    ResponderEliminar
  6. Que habrías puesto que te lo has tenido que eliminar, bandida....

    ResponderEliminar
  7. By the way: Quien es el autor? Me lo imagino?

    ResponderEliminar